Premio Nacional Vive con la Ciencia: UACJ

Premio Nacional Vive con la Ciencia: UACJ

Ciudad Juárez, Chihuahua, 04 de diciembre de 2017. Con un proyecto que surgió a raíz de la tragedia que sufrió uno de sus amigos, el estudiante de Medicina Guillermo Ignacio Guangorena Zarzosa, se convirtió en el primer alumno de la UACJ en ganar el Premio Nacional Vive con Ciencia 2017, organizado por el Foro Consultivo Tecnológico y Científico y 40 instituciones públicas y privadas del país.

Guillermo Ignacio obtuvo el primer lugar en la categoría de Salud Mental y Adicciones, uno de los diez retos de la Agenda Ciudadana de Ciencia, Tecnología e Innovación y que con este concurso nacional se busca que los universitarios del país propongan soluciones para mejorar la calidad de vida de los mexicanos.

Estima que en el concurso participaron alrededor de 6 mil proyectos en las categorías: Agua, Cambio climático, Educación, Energía, Investigación espacial, Medio ambiente, Migración, Salud mental y adicciones, Seguridad alimentaria y Salud pública.

El proyecto con el que concursó el estudiante de Medicina de la UACJ se llama PSIC-I y consiste en desarrollar una aplicación para teléfonos inteligentes que esté vinculada a una página de Internet en la que se ofrezca ayuda psicológica a personas que se encuentren en medio de una crisis emocional y evitar que se sientan orilladas al suicidio.

Guillermo Ignacio abunda sobre el tema del suicidio y señala que de acuerdo a datos del INEGI, Chihuahua se encuentra por encima de la media nacional respecto a este problema y que la mayoría de las personas que deciden poner fin a su vida se encuentra en el rango de edad de los 15 a los 29 años.

Con los avances tecnológicos que hay en la actualidad es fácil que un joven que se encuentre en medio de una crisis emocional tenga un teléfono inteligente y pueda conectarse a Internet a que vaya a un teléfono y llame a las líneas de ayuda.

Pero además la idea con la aplicación de PSIC-I es hacerla más versátil y ofrezca al joven la posibilidad de acercarse poco a poco a la fuente de ayuda. Primero a través de mensajes de texto, luego quienes atiendan la línea de PSIC-I podrán acercarlo a través de una llamada hasta que la persona en crisis esté lista para tener un contacto a través de una videollamada y reciba con un mayor nivel de confianza la ayuda que necesita para superar la situación en la que se encuentra.

El suicidio es el punto extremo de la situación en la que se puede encontrar una persona, pero hay otros problemas emocionales como la depresión, la ansiedad y el estrés postraumático, situaciones en los que Chihuahua se encuentra también por encima de la media nacional, según los mismos datos de INEGI, señala el estudiante de Medicina.

Guillermo Ignacio señala que estos problemas emocionales que padecen muchas personas en Chihuahua son consecuencia de la extrema violencia que se vivió hace unos años que causó muchas muertes y son los familiares y amigos de esas víctimas que se encuentran todavía afectadas emocionalmente.

“¿Qué se va a terminar la violencia? No, pero se puede ayudar a las personas que han perdido a un familiar o un amigo y que aún pueden encontrarse en una situación de crisis” y esa es la idea de esta aplicación que los jueces consideraron que fue la mejor de los proyectos que se presentaron en esta categoría de Salud Mental y Adicciones del concurso.

De la tragedia a la idea

Guillermo Ignacio está a punto de graduarse como médico cirujano por la UACJ e iniciará en 2018 su internado y relata que la idea de PSIC-I surgió de la tragedia que vivió uno de sus amigos, quien pese a que siempre mostraba una gran fortaleza, ese hecho lo derrumbó emocionalmente.

Guangorena Zarzosa fue seleccionado para dar el discurso a nombre de los ganadores del concurso Vive con Ciencia y que se celebró el 22 de noviembre en el teatro del Museo de las Ciencias Universum de la Universidad Nacional Autónoma de México, y lo inició haciendo referencia al homicidio de la hermana de su amigo, quien emocionalmente se cayó e hizo que Guillermo Ignacio se sintiera impotente por no poder ayudarlo.

En su mensaje ante los directivos de los organismos que convocan a este concurso, afirma que “no hay abrazo que consuele” ante una tragedia de este tipo. Pero ¿qué pasa con la gente que se queda, con los que tienen que seguir viviendo?

Agrega que este feminicidio y todos los que han ocurrido en México fue lo que impulso la idea de crear PSIC-I, una herramienta del uso de las tecnologías para ayudar a las personas a enfrentar problemas de depresión y prevenir el suicidio. Esta es una cicatriz que todavía necesita atención.

Un equipo de uno

Guillermo Ignacio explica que para participar en el Concurso Vive con Ciencia invitó a varios de sus compañeros a participar, incluso a algunos de la Universidad Autónoma de Nuevo León, en donde asistió en un Verano de Investigación, pero no hubo el suficiente interés y decidió participar en solitario.

“Soy el único del equipo”, dice y agrega que consultó con estudiantes de otras carreras, como psicología sobre algunos temas para luego poder investigar por su cuenta y preparar el proyecto que lo hizo ganador de un premio en efectivo por 50 mil pesos que serán empleados para desarrollar la aplicación, además de obtener la acreditación para asistir al Congreso de Expo Ciencia, en Tijuana y al evento Talent Land, en Guadalajara, que es un evento de emprendimiento y en el que podrán participar en el Hackathon.

Explica que en un principio pensó en qué es lo iba a hacer en un evento de Hackathon, si él es estudiante de medicina, no sabe de programación y a duras penas maneja la computadora, pero viéndolo bien es una oportunidad para salir de la cápsula en que se encuentran los estudiantes de esta disciplina e involucrarse en otros campos del conocimiento.

Guangorena Zarzosa considera que participar en un concurso como Vive con Ciencia abre la posibilidad de que jóvenes universitarios de diferentes carreras se involucren en buscar solución a los problemas que afectan a los mexicanos.

En la ceremonia de premiación se llevó a cabo en el teatro del Museo de las Ciencias de la UNAM y fue presidida por el coordinador general del Foro Consultivo Tecnológico y Científico, José Franco; el director de Conacyt, Enrique Cabrero Mendoza; el rector de la UNAM, Enrique Graue y el presidente de la Comisión de Ciencia del Senado, Patricio Martínez García, entre otros directivos de organismos públicos y privados.

UACJ

Déjanos saber tu opinión, comenta sobre esta Noticia, Gracias.