Sector Salud en Chihuahua, Gravemente enfermo

Sector Salud en Chihuahua, Gravemente enfermo

Bernardo Javier GARCIA MEDINA.

No es nuevo. Desde hace mas de veinte años, el sector Salud en Chihuahua está enfermo, 

Si no en fase terminal Sí bastante delicado.

De nada han servido los tratamientos, los agresivos métodos de extirpaciones de males degenerativos como la corrupción, que en pasadas administraciones, logró mandarlo a la cama.

Ni los miles de trabajadores del Seguro, o del ISSSTE, Pensiones Civiles del Estado y ahora del Seguro Popular tienen garantía de un buen Servicio y atención que merecen.

Concretamente en el nivel estatal, la Corrupción propició un severo quebranto al sector provocando escasez de medicamentos, de material e instrumental quirúrgico para luego comprarlos a empresas afines o amigas del mandatario y funcionarios en turno y desviar muchos millones en servicios subrogados con marcados sobreprecios.

Incluso se construyeron custro hospitales en la sierra, pero están sin equipamiento hasta la fecha, como en Baborígame y Chínipas.

O los de Especialidades en Ciudad Juárez, el Infantil o el de las atenciones a las adiciones entre otros.

Se  han anunciado sus operaciones, pero solo es demagogia.

Son unos grandes y costosos elefantes blancos.

Persisten los daños. Algunos ex funcionarios medraron con el dinero para el sector salud falsificando fármacos para tratamientos con cáncer por unos inservibles a precios de oro.

El 14 de Agosto  del 2012, el Almacén Central de Servicios de Salud de Chihuahua surtió el lote A90322C, con fecha de caducidad al 31 de Agosto del 2013.

Fueron 41 frascos con un costo de 3,068 pesos cada uno.

Un mes después, una empleada de laboratorio notó que la sustancia del medicamento Gemzar, la gemcitabina,para combatir el cáncer no tenía la consistencia adecuada y lo reportaron de inmediato al Jefe del Centro Estatal de Cancerología.

Se dio parte a las autoridades y el laboratorio negó haber surtido ese fármaco.

La actual administración recibió al Sector salud con adeudos por mil millones de pesos a proveedores, sin medicamentos y desviaciones.

Así como ese son cientos de casos acumulados.

Pero hubo denuncias por cambio de etiquetas de medicamentos para el sector salud por marcas comerciales y facturarlos mas caros.

Renta de inmuebles inservibles, ampliaciones de instalaciones inexistentes, defectuosas o a innecesarias o pagos desviados en subrogaciones fantasmas, también forman parte del universo detectado y que siguen vivas en este gobierno.

Ahora, los pacientes que acuden al Hospital Central o al Regional de Zona, al Infantil o centros de salud dependientes del Seguro Popular, saben que esos problemas les acarrean mala atención.

¨Mi papá sufrió un infarto agudo al miocardio y tras intervenirlo luego de muchas dilaciones con un cateterismo en otro hospital, empezó a batallar porque no le surtían el medicamento e interrumpió varias veces el tratamiento¨, dijo Sofía Soberanes molesta.

Agregó que sobre todo el Clopidrogel, que es un anti coagulante no lo tienen en farmacias.

Tampoco la Atorvastatina o el Verapamilo que son para controlar el colesterol y triglicéridos.

-Tenemos que comprarlos y salen muy caros-acotó impotente mientras esperaba su turno para que atendieran a su padre..

 Lo único que nos dan son las aspirinas solubles para prevenir infartos y nomas dos cajitas, esto no se vale, pues se supone que lo cubre el seguro popular, arguyó posteriormente.

Pero los pacientes se quejan de dilaciones en los centros de salud que les toque en sus colonias, pues solo atienden a 25 personas por día.

 Hay que llegar desde las cuatro de la mañana para alcanzar ficha, refieren algunos pacientes desde el centro de salud de San Jorge.

Algunos son pasados en la misma mañana , otros en la tarde y los menos afortunados al día siguiente.

Las mujeres embarazadas que van a revisiones no siempre lo consiguen.

Aunque hay que decir que en vacunas y reparto de leche en polvo, cuando menos en el centro de salud de San Jorge, si se cubre bien.

En ese mismo lugar, muchos pacientes reciben su credencial de citas, previa presentación de la póliza vigente, pero no siempre el medicamento completo de las recetas.

Es una constante en casi todos esos lugares, que a nivel global en Chihuahua, tiene una cobertura de 120 mil derechohabientes.

De ahí los mandan a los hospitales dependiendo de la enfermedad y grado de especialización que requieren.

Pero en los nosocomios, la situación es similar: mucha gente, pocas fichas.

Consultorios saturados, atenciones a medias o nulas pues nunca les indican que cosas si cubre o no el Seguro Popular.

Aún estando dentro de los lineamientos contemplados para la atención, a muchos les cobran no solo las consultas, sino el internamiento, hospitalización, medicamento empleado, sueldos de anestesiólogos, internistas, enfermeras o médicos especialistas.

Para las urgencias, si son recibidos de inmediato tanto en el Central como en el Hospital Regional de Zona

¨A mi mujer le hicieron una cesárea, pero la atendieron mal, no quisieron hacerle las curaciones, tuvo complicaciones en la matriz, no hubo medicamentos anti inflamatorios y aún así cobraron mas de siete mil pesos¨, asentó Roberto, un humilde operador de la maquiladora DRW.

Inconforme, dijo que incluso, ha batallado para que le hagan bien las curaciones, pues ni eso tiene seguro cada vez que ha ido.

No son los ginecólogos los que atienden a su mujer, sino un médico de turno en sus consultorios o personal de enfermería nada mas.

Pero hechos y casos como estos se multiplican a lo largo y ancho del Estado de Chihuahua como en el resto del país.

Un Sector salud sin dinero suficiente, con falta de medicamentos recortados para atender su cuadro básico, sin material e instrumental suficiente.

Faltan cien especialistas, en las clínicas y hospitales de Juárez para el Seguro Social, una cantidad similar en el Issste, Pensiones no maneja con certeza la cantidad de vacantes y el seguro popular, solo aumentó la población por atender, pero con la misma capacidad de hospitalización elemental.

Sin ir mas lejos, se diagnostica un mal progresivo, lento y con efectos colaterales no solo en la salud social de Chihuahua, sino económica y de tranquilidad en el Sector Salud.

Cuando menos en esta entidad, el Sector salud es diagnosticado si no en fase terminal, es situación Grave o delicada y no se ven mejorías o recuperación plena.

Déjanos saber tu opinión, comenta sobre esta Noticia, Gracias.