400 personas en Puerta del Sol para comprar el iPhone X en Madrid

400 personas en Puerta del Sol para comprar el iPhone X en Madrid

Hoy ha sido el primer día de venta del iPhone X en el Apple Store de Puerta del Sol. Allí se han formado colas de más de 300 personas para poder hacerse con algunas de las primeras unidades del último teléfono de Apple.

7:25 de la mañana. Las escaleras mecánicas del metro de Puerta del Sol me elevan progresivamente hasta la superficie. Me quito los AirPods y, de repente, comienzo a escuchar ciertas voces. Parecía haber más vida de lo habitual en Sol —que a las 7:25 de la mañana, normalmente, descansa del bullicio tormentoso que soportan sus baldosas durante el resto del día—.

Cuando llegué a la superficie encontré rápidamente la respuesta. Más de 300 personas esperaban ansiosamente la apertura de puertas del Apple Store de Puerta del Sol, donde hoy comenzó la venta del iPhone X, el teléfono más innovador y vanguardista que Apple ha diseñado desde el modelo original (2007).

7:25 de la mañana. Apple Store de Sol (Madrid). Esta es la cola para el iPhone X. pic.twitter.com/iPpCaVXA9U

— Nicolás Rivera (@nicorivera9) 3 de noviembre de 2017

La cola de espera comenzaba en la propia puerta de la tienda, donde se encontraba uno de los primeros compradores del iPhone X en España. Su nombre era Enrique, y tomó asiento en la entrada del Apple Store casi 24 horas antes de iniciarse la venta del teléfono. Quiso optar por el método de reserva tradicional, pero le resultó imposible asegurarse una de las primeras unidades. Optó entonces por pasar una noche al aire libre, vivir la experiencia de lanzamiento y, cómo no, hacerse con el primer iPhone X que se entregaba en dicha tienda.

Tras Enrique se podía ver a más de 300 personas que definían una estricta línea recta hasta la estatua de Carlos III que gobierna la zona central de la Puerta del Sol. Allí había personas de todo tipo. Algunos pasaron toda una noche despiertos; otros, en cambio, se acercaron a la cola en las horas previas a la apertura. También se encontraban allí las reservas más madrugadoras, que se situaron en una cola paralela (y mucho más corta, eso sí).

Desde el exterior del Apple Store ya se podía escuchar cómo los empleados de la tienda calentaban motores.

No obstante, el plato fuerte comenzó a escasos minutos de las 8:00. Desde el exterior del Apple Store ya se podía escuchar cómo los empleados de la tienda calentaban motores. Gritos, expectación y un sinfín de hype. Era el día grande de la compañía, y el staff del Apple Store lo transmitía de una forma espectacular. Al fin y al cabo, es parte de la experiencia: comprar un iPhone X el día del lanzamiento no es solo hacerse con el producto, es sentir el trato cálido y especial de una compañía que pone a disposición del mundo su más preciado retoño. Para muchos, esos minutos merecieron toda una noche bajo las estrellas y el frío de la noche madrileña.

A escasos segundos de las 8:00, las puertas de la tienda se abrieron. Los empleados de Apple, con la emoción que ya transmitían desde el interior, salieron del establecimiento entre aplausos y gritos. Comenzó entonces la euforia total, y los peregrinos que acamparon durante toda la noche comenzaron a sentir esa sensación especial y única que la compañía de la manzana siempre busca impregnar en sus clientes.

De repente, todo el staff de Apple comenzó la esperada y clásica cuenta atrás. El iPhone X ya estaba aquí, y Enrique, el piloto de avión que lideraba la cola, fue recibido entre aplausos y gritos por los empleados de la tienda. Su elección fue un modelo Silver de 64 GB —que parece haber sido el más popular de todas las versiones—, y, tras atender a los medios —y procesar el pago, cómo no—, se dispuso a disfrutar de su nuevo teléfono.

La venta del iPhone X en la Puerta del Sol ha sido, en muchos sentidos, un éxito. El número de personas ha sido superior a lo esperado, aunque no todos habrán podido hacerse con el teléfono que deseaban. El stock del iPhone X, como varias fuentes ya predijeron, está siendo relativamente limitado, y eso puede haber lastrado el número de unidades disponibles a aquellas personas sin reserva previa.

Este lanzamiento supone un broche fantástico para la compañía de Cupertino, que ayer anunció unos muy buenos resultados financieros gracias al crecimiento de la división servicios. De cara al próximo trimestre fiscal —donde el impacto del iPhone 8 y el iPhone X será perceptible—, Tim Cook y Luca Maestri establecieron unas previsiones récord.

 

Fuente: hipertextual

Deja una Respuesta